Una gran variedad de pomo y manillas

on

La cerrajería tiene su punto más fuerte en el cilindro o bombín, ya que este es el encargado de mantener estable a la cerradura, si este resiste un posible ataque la estructura de la puerta se logra más tiempo en pie antes de terminar cediendo ante un intruso.

 

Pero los pomos, manillas o picaportes son elemento que componen la cerradura, que no comprometen el nivel de seguridad pero si resulta indispensable para la apretura e la puerta, este permite que se desplace para facilitar el acceso.

 

Este elemento de la puerta, puede llegar a ser muy interesante porque cada artesano, diseñador o artista busca darle un toque distintivo a sus puertas. Posar sus manos sobre el pomo deja que apercepción de la habitación en la cual se entra cambie.

 

Cada cerrajero en pineda de mar tendrá una objeción o aprobación con la instalación de ciertos picaportes. Si este altera el nivel de resistencia a un ataque de intrusión de una puerta y no compromete la seguridad física de la infraestructura.

 

Función y forma

 

La forma del picaporte debe ir en función del usuario, es decir de las personas que tocaran el mecanismo para abrir o cerrar las puertas. Aunque sus diseños siempre deben facilitar el agarrado, existen diseños realmente fuera de serie que pueden resultar engorrosos para algún tipo de personas.

 

Como es el caso de los niños, de los ancianos o personas con ciertas discapacidades, el cual se dificulte la manipulación de la manilla. Pero si este aspecto no es una limitación, se puede dar rienda suelta a la creatividad adoptando picaporte que llenan de estilo los espacios de tu vivienda o de cualquier habitación que se desea dar un toque personal.

 

Cuanto menos convencional sea el diseño de tu pomo o manilla mas se hace necesario el servicio de cerrajeros profesionales para su instalación, para que no comprometa el buen funcionamiento de la puerta y del nivel de seguridad que debe tener para con el establecimiento.

 

Tipos de acabados

 

Cuando se habla de un tipo de acabado se puede entrar en un mundo muy extenso. Si nunca le has puesto interés a lo que son técnicamente los acabados esto puede resultar un tanto confuso. El  acabado de una pieza metálica como es una manilla puede tener variaciones.

 

Dentro de los acabados más comunes están el acabado mate, satinado, cromado y brillante. Pero dentro de este acabado pueden existir muchos tonos los más comunes son el color blanco, negro y los metalizados bronce, dorado, plata y cromado.

 

Este trabajo artístico le  da un papel protagónico a la cerrajería, que además de tener un objeto de seguridad sirven para embellecer nuestros ambientes.

 

Pomo retráctil

 

Dentro de los diseños más interesante de cerrajería, que se pueden conseguir en el mercado, se ha fabricado el pomo retráctil que viene a competir con la clásica manilla o pomo. Con este diseño ya no es necesario mover hacia abajo o dar vuelta a un pomo. Basta solo con pulsar para abrir o cerrar una puerta.