Las 5 principales amenazas a la seguridad de sus puertas

on

Una de las consideraciones más importantes al asegurar una puerta consiste en conocer los riesgos que espera mitigar en el proceso.

Una evaluación de los riesgos de seguridad le permite tener una idea del nivel de protección necesario y cuáles medidas se requerirán para obtenerlo.

No haga cambios sin conocer esta información. No solo evitará realizar esfuerzos (y gastos) innecesarios, sino que impedirá una falsa sensación de seguridad de la cual puede lamentarse en un futuro.

A continuación se ofrece un resumen de las principales amenazas de seguridad que puede llegar a sufrir su puerta:

Forzarla a puntapiés (Kicking o Ramming)

Es el tipo más común de amenaza. Su puerta tendrá que soportar las patadas (esfuerzos localizados) y las embestidas (esfuerzo disperso) de un potencial atacante. Adicionalmente es posible que algún objeto pueda ser usado de ariete para forzar la puerta.

Si el material de la puerta es lo suficientemente resistente, el esfuerzo lo soportarán las bisagras y la propia cerradura, e indirectamente el marco de la puerta, pudiendo llegar a ser arrancado de la pared.

Bypassing

Consiste en la explotación de alguna falla imprevista en el diseño o durante instalación de la puerta. El ejemplo más común es el uso de una tarjeta de crédito para abrir la cerradura, o de alguna herramienta por debajo de la puerta para accionar la manija.

Perforación

Esto implica el ataque directo a la cerradura y sus mecanismos, y no suele requerir de herramientas especializadas. Por lo general el atacante debe conocer las debilidades de la cerradura en particular.

Con el tiempo suficiente y las herramientas apropiadas cualquier cerradura terminará siendo vulnerada. El objetivo al mitigar esta amenaza es que el tiempo (y el ruido) necesarios para esta operación sean suficientes para llamar la atención.

Corte del pestillo.

Este ataque se centra en el pestillo de la cerradura que penetra en el marco de la puerta y que asegura la puerta en su sitio. En las cerraduras baratas una simple sierra de mano puede lograr el objetivo en pocos minutos.

Como podrá darse cuenta, el éxito de este ataque depende casi enteramente de la calidad de los materiales del pestillo. Aunque también depende de la accesibilidad del pestillo, que es un factor que debe tomarse en cuenta durante la instalación.

Bumping

Es el método más común de forzar la cerradura de la puerta sin destruirla. Para esto se requieren de llaves especiales y tiene la ventaja de tomar muy poco tiempo y no dejar marcas visibles.

Esencialmente consiste en golpear súbitamente una llave especial mientras se mantiene tensión en el giro de la llave. El golpe dispara los pasadores internos de la cerradura hasta su posición de máxima retracción.

Al retornar estos pasadores a su posición inicial pasarán por la posición de liberación, lo que permite girar la llave y abrir la puerta.

El mercado de productos de cerrajería ha previsto soluciones para cada una de las amenazas descritas previamente. Su cerrajero de confianza en viladecans le asesorará en la adquisición e instalación de la puerta y de los accesorios apropiados para protegerla.